Accede a nuestras Descargas Privadas

Hablar para convencer, 2da Edición – Javier Reyero

Comunicar más y mejor en entornos profesionales

¿Cuántos exámenes orales hizo usted en el colegio durante su infancia? ¿Y datos después en el instituto? ¿La cosa cambió mucho en la universidad o en tos cursos de postgrado? ¿Uno de cada cuántos exámenes? ¿Uno por década más o menos?

Con estas preguntas suelo comenzar los cursos de Hablar para conVtncer que imparto a profesionales de muchas empresas, La respuesta sude ser de soladora y unánime: «muy pocos

Tan pocos que casi no lo recuerdo, Y además cada examen oral me daba pavor)»

La oratoria está considerada un asunto menor, una actividad despreciada de forma reiterada por nuestro sistema educativo. Un examen era un disgusto de aquellos que sobrecogen el corazón, Sí el examen era oral, el peso del saber caía sobre tus hombros de alumno como una losa insoportable. «Hoy, ¡examen… oral! * Decía e! profesor… ¡y se quedaba tan tranquilo!

Nuestros planes de estudio no incluyen la formación para hablar en público. No fomentan que los estudiantes ejerciten la elocuencia o el arte de esta discusión. Las ciencias, la literatura, la historia, los idiomas, todo es importante. La vida demuestra a los alumnos más desconfiados que cualquier conocimiento, por absurdo que parezca cuando se estudia, no está nunca de más en una reunión de trabajo o en una conversación entre amigos.

Dicen los nativos de otros países que los españoles no sabemos discutir de forma ordenada. Nos quitamos h. palabra unos a otros a base de (fritos.

Para hacemos oír interrumpimos al que habla y gesticulamos ostensiblemente. No nos hacemos entender y no entendemos a los demás. Hemos recibido pocas lecciones sobre cómo escuchar y casi ninguna sobre cómo hablar y convencer.

Formato:  pdf Comprimido:  Sí Peso:  16.4 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario